Slider
Ibrahim_Maalouf_invite_Monica_Bellucci_-_25_ans_de_Taratata_2017_001.jpg
Ibrahim_Maalouf_invite_Monica_Bellucci_-_25_ans_de_Taratata_2017_002.jpg
Ibrahim_Maalouf_invite_Monica_Bellucci_-_25_ans_de_Taratata_2017_003.jpg
Monica_Bellucci_Cannes_Festival_2003_001.jpg
Monica_Bellucci_Cannes_Festival_2003_002.jpg
Monica_Bellucci_Cannes_Festival_2003_003.jpg
Monica_Bellucci_Cannes_Festival_2003_004.jpg
Monica_Bellucci_Cartie_2001.jpg
Esquire_Monica_Bellucci_2017_04.jpg
Esquire_Monica_Bellucci_2017_05.jpg
Esquire_Monica_Bellucci_2017_02.jpg
Esquire_Monica_Bellucci_2017_03.jpg
Esquire_Monica_Bellucci_2017_01.jpg
Monica_Bellucci_Man_2001_012.jpeg
Monica_Bellucci_Man_2001_013.jpeg
Monica_Bellucci_Man_2001_011.jpeg
Monica_Bellucci_Man_2001_010.jpeg
Monica_Bellucci_Man_2001_005.jpeg
Latest Photos
2015, august — ABC (hoy Cinema) (Spain) — Monica Bellucci: «Muchas mujeres de mi edad se sienten invisibles con los hombres»

Monica Bellucci: «Muchas mujeres de mi edad se sienten invisibles con los hombres»

A punto de cumplir 51 espléndidos años, la actriz italiana se convierte en una madura chica Bond en «Spectre», que llegará en noviembre a las pantallas españolas

Día 20/08/2015

Desde Sofía Loren, Monica Bellucci es la única actriz italiana que ha conquistado Hollywood. El interés internacional por las películas italianas no es igual que en tiempos de Fellini o Bertolucci, pero Monica Bellucci sigue cautivando al cine con su belleza, incluyendo la próxima entrega deJames Bond, «Spectre», que se estrenará en España el 6 noviembre, protagonizada de nuevo por Daniel Craig y dirigida por Sam Mendes. La eligieron especialmente por haber cumplido 50 años… sin que se noten. En septiembre cumplirá los 51.

-¿Cómo lleva los 50?

-Es un honor haber llegado a los 50. Espero poder seguir como hasta ahora. Tengo aún mucho que aprender. De verdad, me siento muy bien, incluso mucho mejor que antes. No me gustaría cambiar nada en mi vida.

-¿La edad también tiene que ver con el estilo de personajes que elige?

-Mi trabajo no pasa solamente por la actuación. Yo quiero vivir una verdadera experiencia humana. Soy una mujer que trabaja como actriz, no soy una actriz que trabaja como mujer. Y, si una actriz no tiene la misma edad que la mujer que interpreta, entonces no es una buena actriz.

-¿Sigue siendo importante cruzar las fronteras internacionales para una actriz italiana que consiguió abrir las puertas de Hollywood con personajes como «Spectre» o prefiere seguir trabajando en su país con otras películas como «El país de las maravillas»?

-En el caso «El país de las maravillas» es algo que yo quería hacer, no podía rechazar ese proyecto. Trabajar en Italia es como la guinda que hay encima de la tarta, una hermosa guinda.

Monica Anna Maria Bellucci nació el 30 de septiembre de 1964 en la villa italiana Città di Castello: es la hija única de Luigi Bellucci y Maria Gustinelli. Su carrera como modelo había llegado mucho antes que la actuación, cuando aprovechó su belleza para pagar los estudios en la Universidad de Perugia. Y, aunque ya tenía éxito como modelo cuando se mudó a Milán en 1988, inspirada por Sofía Loren y Claudia Cardinale prefirió dedicarse a la actuación. Debutó en el cine de Hollywood con el «Drácula», de Bram Stoker.

-¿La transición del mundo de la moda al mundo del cine es tan fácil como parece?

-Al principio no fue fácil porque la gente no me tomaba para nada en serio. Supongo que es normal porque el trabajo como modelo también es algo muy diferente al de actriz. Y por eso tengo mucha suerte de haber tenido la oportunidad de trabajar en esta profesión, con buenos directores de todo el mundo. Y tengo mucha más suerte porque me siguen llamando.

Cruzando más barreras internacionales, Mónica Bellucci se convirtió en una estrella internacional con el thriller francés «El apartamento», por el que recibió la nominación a un Cesar. Además del italiano, habla muy bien español, francés e inglés. En Hollywood la vimos en el papel de Chantal Hearst en «Bajo sospecha», con Morgan Freeman y Gene Hackman, además de las diferentes entregas de «Matrix», en el papel de Persephone, al lado de Keanu Reeves. Con Nicolas Cage filmó «El aprendiz de brujo». En noviembre de 2004 la eligieron en Francia la mujer más bella del mundo, apenas dos meses después de tener su primera hija, Deva, con el actor Vincent Cassel. Y, aunque ya tenía 45 años cuando filmó la película «La verdad oculta», Mónica estaba embarazada de cuatro meses de su segunda hija, Leonie, quien nació el 21 de mayo de 2010, tres años antes del divorcio definitivo con Cassel. Siendo una de las estrellas italianas más importantes del mundo del cine, Monica Bellucci no tiene problemas en aceptar papeles secundarios, demostrando que el nivel artístico le interesa mucho más que el aspecto económico.

-¿No le preocupa que le ofrezcan papeles secundarios, siempre y cuando le paguen bien?

-Es que no importa si un papel es protagonista o secundario. Cada personaje de una película es importante en sí mismo. En apenas unos minutos se puede conseguir una historia intensa. Cuando hago una película, paso dos, tres o cinco meses de mi vida en un estudio de cine. Es muchísimo tiempo. Por eso es tan importante para mí creer en el proyecto. Después, si tiene éxito o no, nadie lo sabe. Desde el momento en que empiezo a trabajar, necesito sentir que el director cree en lo que estoy haciendo y que todos los actores trabajamos juntos. Para mí, es imposible hacer cine sólo por dinero.

-¿Quiere decir que hubiera trabajado gratis en películas como «Matrix» o «Spectre»?

-(Risas) Bueno… me encantó la primera entrega de «Matrix», como a todos. Y el papel que tuve era muy europeo. Me recordaba al que tuve en la película italiana «Malena». Fue maravilloso trabajar con Keanu Reeves yLaurence Fishburne. Y hacerlo en una película de James Bond es un verdadero honor. Me entusiasmó la oportunidad de trabajar con Sam Mendes y Daniel Craig. Y tengo muchísimo respeto por todas las actrices hermosas y talentosas que trabajaron antes que yo en las películas de James Bond. La belleza siempre llama la atención, pero te contratan por el talento.

-¿Qué significa James Bond, como hombre, para Monica Bellucci?

-En Italia, como en el resto del mundo, James Bond es el hombre perfecto, generoso, misterioso, sensual y todo un caballero. Daniel Craig también creó un héroe que es muy humano. Y eso lo hace tan interesante.

Con el personaje de Lisa Sicarra, Monica Bellucci también se convierte enla primera mujer madura que logra conquistar el corazón del Agente 007. «En las audiciones, Sam Mendes me dijo que quería buscar a alguien que tuviera una edad parecida al actor de James Bond -explica Bellucci-. Muchas mujeres de mi edad se sienten invisibles con los hombres y no debería ser así». En una película completamente diferente, premiada con el Grand Prix del Festival de Cannes, la historia se centra alrededor de una familia que quiere participar en un programa de TV que le da el título al filme, «El país de las maravillas», donde la bella presentadora es justamente Monica Bellucci.

-¿Cómo describiría «El país de las maravillas» para aquellos que quieren verla?

-Esta película tiene muchísimo amor porque el padre se sacrifica y trata de sobrellevar su timidez con amor, para mostrarle a su hija que la ama. Y la jovencita, aunque se revela, también está llena de amor. Se muestran como son, sin ninguna máscara.

-¿Hay una gran diferencia entre el amor maduro y el amor en la adolescencia?

-Yo diría que la adolescencia es una época muy difícil, es un período terrible en la vida de cualquiera, donde te enfrentas con la realidad. A esa edad los chicos quieren vivir un mundo de ilusiones, en vez de ver las cosas como son. Y es bueno perder las ilusiones en la vida para reaccionar a la verdad que podemos descubrir.

-¿Y el amor por Hollywood? ¿Alguna vez pensó en mudarse a Los Ángeles para atacar a Hollywood más de cerca?

-No creo que necesite atacar a Hollywood. Hollywood debería atacarme a mí cuando me quieran. Saben dónde estoy, aunque viva en Europa. Es gracioso, porque a Spike Lee lo conocí en París y a Mel Gibson en Roma. Solamente voy a Los Ángeles cuando tengo reuniones especiales. No creo que sea necesario vivir en Los Ángeles, si quiero trabajar en Hollywood. Yo soy europea, no soy una actriz de Hollywood, nunca lo voy a ser, porque soy muy diferente, mi acento es diferente y tengo que encontrar siempre una película que sea adecuada para mí.


Published by: admin

Добавить комментарий